Masaje puré pecha

Es un masaje que se realiza sobre el piso, en un petate, el paciente lo recibe en decúbito ventral y decúbito dorsal, mientras el terapeuta usa sus pies para dar el masaje, sostenido de un bastón de mando, mismo que tiene un simbolismo muy importante dentro de la tradicional puré pecha, por lo que debe ser tratado con respeto y el terapeuta debe conocer su significado y sobre todo la responsabilidad de portarlo.

Masaje Mexicano (25)

El paciente puede estar vestido, la tradición purépecha recomienda que el paciente se encuentre en ayunas para lograr un mayor efecto.

Es necesario hace un estudio previo de las condiciones físicas del paciente, para la aplicación de la técnica, ya que se debe realizar con diferente intensidad siendo más suave en personas mayores o con problemas de osteoporosis; en personas de complexión gruesa y sin complicaciones óseas, se puede entrar con mayor profundidad.

Masaje Mexicano (18)  Masaje Mexicano (28) Masaje Mexicano (30)

Con este masaje se logra armonizar al paciente en su estado físico, mental, emocional y espiritual, ya que posee efectos relajantes, descontracturantes y estimulantes.

Es muy importante la intención que se pone al masaje para influir en la psique del paciente. El ambiente debe ser propicio, el bastón se tiene a la derecha en todo momento.

Beneficios del masaje:

Este masaje actúa a nivel del sistema circulatorio, favoreciendo el flujo arterial, aumenta la actividad del sistema inmunológico, favorece la oxigenación de los tejidos, promueve la circulación de ácido láctico estancado, mejora la movilidad articular y hay una influencia muy importante en el sistema nervioso central.

ACERCA DE LOS PURÉ PECHAS

La visión del mundo que tenían los grupos P’urhépecha lo concebían formado por 3 planos:

  • El mundo de los muertos Cumánchecuaro situado bajo la tierra (varichao)
  • El mundo de los vivos Echerendu, situado sobre la superficie de la tierra (echiri)
  • El mundo de las deidades engendradoras Aúandarhu (auanda)

Cada plano tenía sus respectivas divisiones.

En los niveles cuarto y quinto del cielo o Auandarhu, habitaban las energías creadoras: CUERAUPERI (el sol), Xaratanga (la luna), Curita caheri o curicaveri la energía suprema (presente en la guerra, el fuego, el sol, la fertilidad. Significa “el que hace que se haga la llama o la luz).

El inframundo se dividía en 5 regiones, que asociaban a una deidad llamada TIRÉPEME, asociada a un color y a cada casa o rumbo:

  • Dirección (Casa) Oriente. Identificado por el color rojo, donde renace el sol y es custodiado por Tirépeme-Quarencha
  • Dirección (casa) Poniente: Identificado de color blanco, lugar donde moría el sol y custodiado por Tirépeme-Turupten.
  • Dirección (casa) Norte: Identificado de color amarillo, dirección del solsticio de invierno y custodiado por Tirépeme-Xungápeti.
  • Dirección (casa) Sur: Identificado de color negro, entrada al paraíso (tlallocan mexica) custodiado por Tirépeme-Caheri
  • Dirección (casa) Centro: Identificado de color azúl, lugar donde renace el sol y custodiado por Chupe-Tirépeme

Masaje Mexicano (20)

Cada Tirépeme es una manifestación o representación del gran Curicaveri, cada dirección representa una estadía (Casa) del sol-fuego. A cada dirección estaban adjudicadas diferentes propiedades, haciendo parecer que cada Tirépeme era una deidad diferente.

Algo similar ocurría con CUERAHUÁPERI (desatar el viento) que es la gran creadora, dadora de vida y de muerte, ella también tenía 4 manifestaciones (hijas) que eran las nueves de las cuatro diferentes direcciones (simbolizadas por diferentes colores), las cuales podía hacer germinar la vida con lluvias adecuadas, ahogarla con torrenciales aguaceros o destruirla con granizadas y heladas.

Mtra. Mónica Nava Jiménez
Consultora en salud, especialista en Medicina Tradicional mexicana y promotora se «seguridad y buenas prácticas terapéuticas»

Si quieres participar en nuestros cursos, visita www.medicinatradicional.mx/cursos

 

Masaje con Rebozo

Es conocido también como manteado, es un masaje de origen maya, aunque se realiza en zonas nahuas también. Es un masaje relajante y terapéutico que se realiza sobre las articulaciones para permitir su ajuste y mejorar su flexibilidad; al igual que trata los músculos para aliviar dolores y liberar tensiones.

Masaje Mexicano (4) Manteado (4)

Se utiliza un rebozo para dar movilidad a las articulaciones y músculos de miembros superiores e inferiores. Pero también para dar movimiento a la energía/emociones acumulada en cada articulación. Es decir, este masaje hace un ajuste estructural y emocional.

El rebozo se convierte en una extensión de nuestras manos, por lo que a través de los movimientos que realizamos sobre el usuario, también se puede realizar un diagnóstico general.

Este masaje dura aproximadamente una hora y además de terapéutico es muy agradable recibirlo.

Beneficios:

  • Es un masaje ideal para mujeres embarazadas (para acomodar al bebé en gestación)
  • Ideal para bebés.
  • Para cerrar hombros y cadera, acomodar articulaciones
  • Mitigar el dolor en casos de lumbalgia, artritis, artrosis, fibromialgia.
  • En casos donde se requiera activar la circulación a los musculos que están en reposo.
  • Realizar ajustes en la columna de manera natural, no invasivo
  • Libera tensiones emocionales y musculares
  • Destensar músculos del cuello
  • Ajustar (liberar) emociones

Contraindicaciones:

  • No se debe realizar cuando hay fracturas.

Masaje Rebozo (15)    Masaje Rebozo (4)    Masaje Rebozo (12)

Mtra. Mónica Nava Jiménez
Consultora en salud, especialista en Medicina Tradicional mexicana y promotora se «seguridad y buenas prácticas terapéuticas»

Si quieres asistir a nuestros cursos visita : www.medicinatradicional.mx/cursos

Masaje otomí

El masaje otomí es un masaje que se realiza con la palma de las manos del terapeuta, haciendo un barrido energético sobre el cuerpo del paciente, no requiere complementos para su ejecución.

Tiene un impacto en el cuerpo energético de la persona, barre con todas las cargas que se adhieren en el chimaltonalli (aura) de la persona.

El estado armónico del chimaltonalli depende de la armonía que exista en los 3 centros anímicos de la persona: ihiyotl, teyolia y tonalli.

medicina tradicional

1) el ihiyotl es una energía que proporciona nuestra madre, es nuestra conexión con la tierra y con nuestros instintos. Se aloja en el hígado.

2) el tonalli, energía solar que nos conecta con el cosmos, se aloja principalmente en la mollera. La nutrimos con los alimentos, con la luz solar y con nuestros pensamientos.

3) el teyolia, es la conjunción de las dos energías femenina y masculina que se aloja en el corazón, rige nuestras emociones, es la energía que nos permite la vida en la tierra y viaja al mictlan cuando ya no tenemos carne.

Los tres puntos energéticos irradian una energía alrededor del cuerpo que llamamos CHIMALTONALLI (aura), el cual refleja el estado de equilibrio/desequilibrio que tienen los 3 centros. El chimaltonalli es un escudo protector, que cuando está en buen estado, no permite que las energías del exterior penetren en el interior. Sin embargo si hay un desequilibrio interior, este afectará el chimaltonalli y no tendrá la fuerza suficiente para protegerse de las fuerzas externas.

Al equilibrar o entonar los 3 centros anímicos se armonizará el cuerpo físico, la mente y las emociones, por lo que el efecto resulta asombroso para la persona.

Se utiliza antes, durante y después de un tratamiento en específico como puede ser después de curar de espanto, durante el tratamiento de ajuste de cadera, después del temazcalli, entre otros.

Masaje Mexicano (21)  Masaje Mexicano (19)

Acerca de los otomí.

Los otomíes (ñätho-hñähñu ) son un grupo étnico que aún prevalece en nuestro país. Los textos historiográficos sobre los pueblos del Anáhuac han prestado muy poca atención a la historia de los otomíes. Muchos siglos atrás, en el territorio que ocupaban los otomíes a la llegada de los españoles florecieron grandes ciudades como Cuicuilco, Teotihuacan y Tula. Incluso, en la Triple Alianza, Tlacopan heredó los dominios de Azcapotzalco, con mayoría de población otomí. Sin embargo, casi nunca se mencionan los otomíes como protagonistas de la historia mesoamericana prehispánica, quizá porque la complejidad étnica del centro de México en esa época no permite distinguir las contribuciones de los antiguos otomíes de aquellas producidas por sus vecinos. Sólo hasta años recientes empieza a aparecer algún interés sobre el papel que jugó este pueblo en el desarrollo de las altas culturas de la Altiplanicie Mexicana, desde el período preclásico hasta la conquista.

La lengua otomí presenta un alto grado de diversificación interna, de modo que los hablantes de una variedad suelen tener dificultades para comprender a quienes hablan otra lengua. De ahí que los nombres con los que los otomíes se llaman a sí mismos son numerosos: ñätho (valle de Toluca), hñähñu (valle del Mezquital), ñäñho (Santiago Mezquititlán en el Sur de Querétaro) y ñ’yühü (Sierra Norte de Puebla, Pahuatlán) son algunos de los gentilicios que los otomíes emplean para llamarse a sí mismos en sus propias lenguas, aunque es frecuente que, cuando hablan en español, empleen el etnónimo otomí, de origen náhuatl que deriva de otómitl, palabra que en la lengua de los antiguos mexicas quiere decir quien camina con flechas o  flechador de pájaros.

El territorio étnico de los otomíes ha sido históricamente el centro de México. Desde la época precolombina, los pueblos de habla otomangueana han habitado esa región y se les considera como pueblos nativos de las tierras altas mexicanas. De acuerdo con el cálculo de Duverger, es posible que los pueblos otomangueanos se hayan encontrado en Mesoamérica por lo menos desde el inicio del proceso de sedentarización, el cual tuvo lugar en el octavo milenio antes de la era cristiana

Los otomíes en la actualidad ocupan un territorio fragmentado que se extiende por los estados de México, Hidalgo, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Tlaxcala, Puebla y Veracruz.

otomies 2 otomies

Por:
Mtra. Mónica Nava Jiménez
Consultora en salud, especialista en Medicina Tradicional mexicana y promotora de «seguridad y buenas prácticas terapéuticas»

Si quieres participar en nuestros cursos, visita www.medicinatradicional.mx/cursos