La dieta de la Milpa

Comprendemos por dieta de la milpa el modelo saludable de alimentación de origen mesoamericano, que tiene como centro nutritivo-cultural a los productos de la milpa (maíz, frijol, chile y calabaza), más los demás alimentos de origen mesoamericano que se consumen en México, junto con aquellos adoptados por la cocina tradicional mexicana de origen externo, combinados de forma saludable.

/cms/uploads/image/file/207879/piramide-dieta-_14871950_724d64c1992cfb7949560f226afe4b2385d07419.png

La Milpa.

La milpa es un agro-sistema productivo alimentario basado en el policultivo que puede incluir distintos vegetales según la región, aunque generalmente se refiere a la triada maíz, frijol y calabaza. Incluye y ordena otras actividades asociadas como la cacería, la agricultura de otras especies, la recolección de otras plantas y frutos comestibles, medicinales e insectos, así como la ganadería de monte.

La milpa se vuelve el eje organizador de la producción. Se complementa con el cultivo de hortalizas, árboles frutales y hierbas medicinales en el solar, y actividades artesanales y servicios varios como el pequeño comercio o la atención tradicional de la salud.

Es común que en algunas regiones, los linderos están conformados por hileras de nopales o magueyes, como elementos retenedores del suelo que proporcionan además, diferentes alimentos y productos.

La milpa es una de las técnicas agrícolas más sensatas y productivas en el mundo, desde los puntos de vista ecológico y de seguridad alimentaria.

Ventajas de la Dieta de la Milpa para la Salud.

  1. Balance proteico. Es difícil excederse en proteínas por el aporte de fibra que estimula saciedad.
  2. Los alimentos con proteína vegetal aportan fibra soluble e insoluble, que inhibe la absorción de colesterol disminuyendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  3. Favorece el balance ácido alcalino debido a que la proteína vegetal tiene mayor aporte de calcio y magnesio, por lo tanto, valores más adecuados del potencial renal ácido.
  4. Menor aporte de grasas.
  5. Favorece el estado de antioxidación o de balance oxidativo.
  6. Un efecto antitóxico. La dieta de la milpa favorece la eliminación de toxinas a través de su aporte de sustancias que favorecen la menor formación de sustancias tóxicas en los metabolismos y la optimización en la eliminación de estas sustancias.

Cocina Saludable basada en la Dieta de la Milpa.

Se puede aplicar la dieta de la milpa siguiendo los siguientes principios:

  1. Definir las compras y diseñar los menús diarios de acuerdo a la proporción de alimentos especificados en la pirámide nutricional, sustentada en la dieta de la milpa en comparación con la mediterránea, aprovechando los alimentos y el conocimiento culinario regional. Recordar que es muy importante reducir de manera significativa el consumo de productos cárnicos, especialmente de los embutidos.
  2. Retirar las recetas y platillos preparados con manteca y exceso de grasas, como fritangas, capeados y tamales, disminuyendo su consumo. La crema se puede sustituir por el yogurt, de preferencia no industrializado.
  3. El consumo de la tortilla, otras preparaciones a base de maíz, así como el aguacate, los tubérculos y las frutas dulces, debe de realizarse de acuerdo a la cantidad de energía gastada al día. Estos alimentos son saludables, pero su contenido calórico produce obesidad, por lo que a mayor actividad física diaria se pueden consumir en mayor cantidad, y en menor actividad física se deben de consumir menos. Recordar que son como el combustible de nuestro cuerpo. Aquí hay que poner mucha atención.
  4. Aprovechar los alimentos regionales y consumirlos de preferencia en temporada. Esto los hace más nutritivos y económicos.
  5. Es recomendable conseguir los alimentos de este modelo alimenticio en los mercados locales, de acuerdo a la estación.
  6. Se pueden integrar algunos alimentos saludables de otras regiones del propio país y del mundo, en este caso de la dieta mediterránea y la asiática, pero bajo los mismos principios, y la proporción especificada en la pirámide, de manera que enriquezcan, pero no sustituyan la dieta de la milpa.
  7. En las zonas rurales e indígenas, aprovechar la milpa y el solar como complemento de la alimentación.
  8. En las zonas urbanas, sembrar en macetas en patios y azoteas, para complementar la alimentación con productos saludables.

Conclusiones.

México es un país con una gran diversidad de productos y alimentos accesibles, y somos privilegiados de contar también con una gran diversidad culinaria de origen mestizo que ha desarrollado una cocina muy variada y rica.

Con esta propuesta se pretende incidir en la autonomía y en la apropiación de la salud en nuestras manos, tanto con los alimentos como con las plantas medicinales.

Mediante la dieta de la milpa, se reconocen estos elementos y saberes para utilizarlos de tal forma que podamos comer sabroso y nutrirnos sanamente, y además evitar y combatir las epidemias nutricionales que están afectando a nuestro país.

La base de esta dieta es el reordenar las cantidades y balance de nuestros productos nacionales en la alimentación diaria.

La dieta de la milpa tiene tres características: diversidad, adaptabilidad e integración, ya que cuenta con una gran riqueza de elementos, que se pueden adaptar de acuerdo a cada región, e integrar otros de diferentes regiones tanto del país como del mundo, siguiendo sus principios.

Hay que poner énfasis de que esta dieta debe fundamentarse en las características de los alimentos y saberes de cada región. La base de la dieta de la milpa son “los cuatro fantásticos” que deben de complementarse con los demás elementos de la propia zona, de manera que la gente se sienta identificada con la propuesta de alimentación.

Recordar que en los hogares donde hay menores de 2 años el alimento ideal para ellos es la leche materna.

Podemos decir, de tal manera que… “en cada región del país la dieta de la milpa tiene un sabor diferente”.

Artículo completo en:

https://drive.google.com/file/d/0B7n6Snhtbae3Z2dPT3JzMVN2cDA/view

 

Aportaciones agrícolas del Anáhuac al mundo

En el Museo de Antropología de la ciudad de México hay una área en la que existe una gran maqueta que presenta un bullicioso mercado en plena vendimia. Los detalles de los productos ofrecidos y de las personas que los ofrecían o de las que mostraban algún interés por intercambiarlas son presentados con lujo de detalle. El mercado muestra una gran organización por tipo de producto, filas de animales vivos domesticados como patos, cóconos y faisanes, y otros sacrificados como las serpientes y los pecaríes; la fila de tendido central muestra una gran cantidad de productos vegetales entre los que sobresalen diferentes tipos de granos de maíz, luego se observan productos alfareros y artesanales, hasta llegar a la venta de esclavos y esclavas. Al fondo en un estrado, tres nobles sentados observan la actividad y algunos guerreros elegantemente ataviados vigilan de cerca los intercambios de productos. No falta en una esquina la fonda donde se consumen alimentos que se preparan en el mismo lugar.

Sin duda la principal aportación agrícola de México o de Mesoamérica para el mundo es el maíz. Un cereal con grandes atributos de producción y aporte de nutrientes que pronto se transformó en un cultivo cosmopolita. Aquellos maíces que fueron domesticados por nuestros antepasados fueron llevados a prácticamente todos los confines de la tierra, su capacidad o amplitud genética le permitió adaptarse a una gran diversidad de ambientes.

En Mesoamérica se domesticaron aproximadamente 110 especies distintas de plantas tomando en cuenta diferentes criterios de uso, la selección de plantas para alimento fue la prioridad, aunque otros criterios como la producción de estimulantes, de fibras, de materiales de construcción, ornamentales y el uso medicinal, fueron también considerados.

Además del maíz, se aportaron desde México otras importantes especies de alimento que, como se mencionó antes, tuvieron su centro de origen en Mesoamérica; así, podemos mencionar al amaranto, que produce un grano muy parecido al de los cereales, aunque con mejores características nutritivas, en especial su elevado contenido de proteína. Una leguminosa muy importante que forma parte fundamental de la dieta del mexicano y de la mayoría de los pueblos latinoamericanos es el frijol, el cual también se cultiva en el mundo entero. Otras leguminosas ricas en proteínas que se originaron en México son: el frijol patashete, el ayacote, el ejotillo, la leucaena y el haba blanca.

Algunas especies fueron seleccionadas para la producción de raíces y tubérculos, entre los más conocidos por su gran versatilidad en la manera de prepararlos están el camote, la jícama y la yuca, esta última incluso se deshidrata para convertirse en harina. Otras raíces y tubérculos menos conocidos son la zarcilla, el barbasco y el sagú.

Una especie de planta oleaginosa, ampliamente conocida por sus elevados contenidos de aceite y proteína es el girasol, el cual también es un cultivo cosmopolita que se industrializa para obtener aceite de cocina y el remanente conocido como torta de girasol que se emplea como complemento proteico en la alimentación del ganado.

Una gran cantidad de verduras y especias fueron domesticadas en México. Por su importancia económica y distribución mundial, podemos citar al tomate y al jitomate, a varias especies de chile, a diferentes especies de calabaza y calabacitas, al chayote, la vainilla y el nopalito, entre muchas otras. Por otro lado, aproximadamente 35 especies de plantas productoras de frutos y nueces se originaron en México. Entre los más importantes por su valor económico y distribución, podemos mencionar a la piña, al cacahuate, la papaya, el nanche, el zapote blanco, el zapote negro, el tejocote, las tunas, el aguacate, el mamey, la guayaba, la ciruela, entre otros.

En la agrobiodiversidad nacional, no podría faltar el cultivo de especies que se utilizaban en los rituales religiosos o en sus fiestas como estimulantes, entre las más importantes se encuentra el maguey tequilero, el maguey mezcalero y el maguey pulquero; asimismo el tabaco, diversas especies de cacao, el peyote y el toloache.

La fibra más importante en México fue el henequén, aunque existen otras especies que se usan con el mismo fin, sin haberse domesticado, tal es el caso de la lechuguilla de nuestro desierto. Las especies domesticadas para enjardinar sus viviendas, edificios y calzadas fueron el ahuehuete, la dalia, la nochebuena, el nardo, el cempasúchil y el oceloxóchitl.

Como puede notarse, la megabiodiversidad de nuestro país se expresó también en la aportación de especies de plantas de importancia económica, en las que los antiguos mexicanos influyeron de manera determinante y paciente en su domesticación.

http://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/367651.aportaciones-agricolas-del-mexico-prehispanic.html?gals

 

milpa

Plantas sagradas en las calles de la CDMX

México es indudablemente uno de los países más afortunados en lo que se refiere al uso de plantas con fines medicinales o rituales. Milenariamente está práctica ha tenido un rol fundamental en sus culturas originarias, actuando como vehículo de sanación y desarrollo místico.

Esta tradición se confirma en múltiples códices, piezas prehispánicas y referencias históricas. Pero, además de su rico linaje, se mantiene vigente entre diversos grupos de la población, que aún depositan en la herbolaria y los rituales psicoactivos una notable importancia tanto práctica como simbólica. En este sentido, el uso de plantas consideradas como sagradas representa una especie de bisagra que enlaza el pasado con el presente de los mexicanos, la cotidianidad funcional con el rito .

Basta dedicar un par de horas a recorrer el Museo Nacional de Antropología para constatar la veneración que culturas como la maya o la mexica rendían a sus plantas sagradas, instrumentos imprescindibles en muchas de las ceremonias que realizaban para dialogar con las deidades y fuerzas divinas que regían el universo. Pero también, con un poco de suerte y la capacidad de reconocerlas, no hace falta más que caminar un rato por el DF para disfrutar de un encuentro con especies que, ya sea por sus cualidades psicoactivas o por su significativo valor para la identidad cultural, formaban parte de la botánica sacra de las culturas mesoamericanas.

A continuación algunas de estas plantas que aún se pueden encontrar en camellones, muros, jardines e inesperados rincones de esta ciudad:

 

Maíz (zea mays)

La planta por excelencia entre las culturas mesoamericanas. Pilar identitario, alimenticio y sociocultural, el maíz fue ampliamente venerado en múltiples ritos y aprovechado cotidianamente. Curiosamente, a pesar de su explosiva urbanización, todavía brotan inesperadamente plantas de maíz alrededor de la ciudad de México. Además, en las zonas ‘semi-rurales’, por ejemplo Milpa Alta, algunos habitantes mantienen la ancestral costumbre de sembrarlas.

 

Ololiuhqui (turbina corymbosa)

También conocida como “semilla de la Virgen”, esta enredadera crece cuantiosamente en diversas zonas del país. Fue ampliamente utilizada entre los mexicas, zapotecas y otros grupos. Entre sus usos rituales se incluian las prácticas adivinatorias. Además, los curanderos ingerían unos preparados con las semillas para detectar enfermedades misteriosas y así poder hallarles una posible cura. De acuerdo con el Dr. Albert Hoffman, sus semillas contienen ergotina (LSA), un alcaloide que actúa en forma similar al LSD.

En la ciudad puede encontrarse cubriendo decenas de muros y rejas. Durante la época de sequía se torna café y los pequeños capullos contienen semillas duras, de color café oscuro, que se recolectan fácilmente. Durante las lluvias, rebosa de flores azules o blancas en forma de campanas.

 

Maguey (agave americana)

Asociado entre los mexicas con la diosa Mayahuel, deidad de la tierra y la fertilidad. La leyenda cuenta que el primer maguey surgió de los pedazos de esta diosa, luego de que fuese desmembrada como castigo por haber tenido un amorío con Quetzalcóatl.

Del maguey se extraían bebidas embriagantes, entre ellas el pulque, que eran utilizadas en diversas ceremonias. Además de utilizarse con fines medicinales, de él se obtenían fibras, agujas y material para construcción y elaboración de papel.

Esta es una de las plantas más vistosas, por su tamaño y estructura, que abundan en la ciudad de México.

 

Toloache (datura stramonium)

Se trata de un poderoso alucinógeno, temido por su capacidad de inducir delirios. Consiste en arbustos que alcanzan hasta 2 metros de altura y están adornados con hermosas flores de tamaño considerable, blancas y con forma de campanas colgantes.

Además de sus usos medicinales, por ejemplo para atenuar problemas respiratorios, el toloache era utilizado en ceremonias distintas, donde era consumido exclusivamente por sacerdotes o chamanes, a quienes sumergía en intensas visiones que ellos catalizaban como información divina.

Los toloaches o floripondios (variaciones de una misma especie) pueden encontrarse en muchas zonas de la ciudad, así que no te sorprenda que, de pronto, estés parado justo frente a una de estas plantas, vigilante, en alguna banqueta o jardinera.

Baño de Ruda

En esta ocasión utilizaremos el poder que genera la planta de Ruda para limpiar nuestra Aura, ¿has notado que de repente cierta energía densa empieza a vibrar en tu trabajo, estudio, familia de un momento para otro? o te sientes pesado, desanimado, mentalmente cansado de un momento a otro de manera que notas que algo no va bien?

Esto se debe a que nuestro cuerpo aúrico , es decir, nuestro ximaltonalli se debilita o ensucia, es como bañarse un dia esperar un tiempo y de forma natural vuelves a impregnarte de sustancias que no te pertenecen.

Al ximaltonalli (campo magnético) le sucede lo mismo y al igual que el cuerpo necesita que despertemos conciencia y limpiemos todas esas energías que se van adheriendo a ella.

La Ruda nos puede ayudar , para lo cual debemos efectuar el siguiente baño, de preferencia durante el día:

1- toma la Ruda en un pañuelo blanco y al tiempo pon a calentar en una olla agua caliente

2- Pon tus manos encima de la planta y mentalmente pidele permiso al elemental de la planta al igual que la madre naturaleza para usar esas hojas de Ruda. Ofrece ese baño por aquel malestar que tienes en mente : “remover negativismo, alejar aquel pesimismo, malas energias…etc”

3- una vez hecho esto, con cuidado ponemos las ramas de Ruda en la olla de agua caliente y dejamos por unos 10 minutos.

4- Finalmente nos bañamos con aquella agua, hojas y todo. Si está muy caliente podemos mezclar en un recipiente mas grande con agua fría. No usar jabon ni shampoo en este baño, solamente la Ruda, si lo deseas puedes bañarte normalmente antes y cuando termines cierras la llave y sigues con el baño de Ruda.

5- Te Notaras más ligero, y diferente despues de practicar este baño

..herbolaria

¿De qué nos enfermamos los mexicanos?

Existen muchas enfermedades que la medicina científica no reconoce, pero que se presentan en la mayoría de los mexicanos, algunos antropólogos le han llamado NOSOLOGIAS, o SINDROMES DE FILIACION CULTURAL, sin embargo para el Médico Tradicional es una ENFERMEDAD.

Tal es el caso del EMPACHO, SUSTO, CAIDA DE MOLLERA, CADERA ABIERTA, entre otras

Los mexicanos estamos enfermos de muchos aspectos que incluyen la parte personal, familiar y social. Física y energéticamente sufrimos trastornos del sistema digestivo, de esa zona se derivan otros malestares que se van complicando si no son tratados a tiempo.

A nivel social, el mexicano ha perdido su identidad, no conoce su historia, no sabe quién es, esto origina que adoptemos y copiemos actitudes y culturas de otras tradiciones, lo que nos lleva a tener un desequilibrio en todos los aspectos y sobre todo a ser manipulados fácilmente.

El objetivo de los talleres (y de las conferencias) es dar a conocer nuestra historia y nuestra riqueza cultural para formarnos una identidad que nos lleve a recuperar el equilibrio (salud y bienestar) en todos los aspectos.

Cada taller está basados en la cosmovisión anawaca y se abordarán desde el punto de vista mágico, religioso, filosófico y científico.

Para consultar la lista de talleres, de click en www.medicinatradicional.mx/talleres

 

Nosologías_MedicinaTradicional