¿Qué es la Medicina Tradicional Mexicana?

Actualmente, para muchas personas, la Medicina Tradicional Mexicana es sinónimo de “herbolaria”, “limpias” e incluso “supersticiones”. Si bien, la herbolaria es parte fundamental de la medicina tradicional, no la abarca en su totalidad, ya que existen otros elementos que forman parte del sistema de medicina ancestral, como lo es un sistema de diagnóstico, técnicas terapéuticos basadas en principios terapéuticos y sobre todo una cosmovisión y filosofía que la respalda, que incluso sin esa cosmovisión la medicina se encuentra vacía.

Hablar de medicina tradicional mexicana es hablar de un SISTEMA COMPLETO y COMPLEJO de salud que abarca aspectos integrales del ser humano:

  • Sistema terapéutico que incluye:
    • La Nutrición (un sistema de alimentación que incluye todos los nutrientes necesarios)
    • La fisioterapia (masaje, quiropraxia, hidroterapia, geoterapia, enflorados, ejercicio físico, entre otros)
    • La herbolaria (en tizanas, geles, pomadas, ungüentos, cataplasmas, lavativas, etc.)
    • Psico-emocional y energético (que se trata a través de rituales, ofrendas, armonizaciones, entonaciones)
  • Sistemas de diagnóstico:
    • A través del desarrollo sensorial del médico (de la vista, del tacto, del oído, gusto y olfato)
    • La cuenta del tiempo (cálculo del tonalamatl)
    • La lectura de los elementos como el fuego, el agua, el viento, entre otros.
    • E incluso el desarrollo de la intuición y el conocimiento profundo del subconsciente a través del sueño (lo desarrollan los médicos más avanzados llamados nahuales)
  • Descripción de enfermedades que abarcan no sólo la parte física de la persona, sino también la parte emocional, mental y espiritual; y su interacción con su entorno: con la naturaleza y con la sociedad. Es decir, la MTM describe, diagnostica y trata enfermedades socioculturales como:
    • El mal de ojo, mal aire, el susto, el empacho, la cadera abierta, entre cientos más que la medicina hegemónica no reconoce, pero que la antropología médica ya ha estudiado.

En así cómo México cuenta con un sistema ancestral de salud completo que no es diferente a las medicinas tradicionales de otros países como China e India o incluso nada lejos de la propuesta de Hipócrates en el Occidente. Sin embargo, si es COMPLEJO de entender si no se conoce la COSMOVISIÓN, ideología o filosofía de los pueblos antiguos.

Infortunadamente, pocos conocen su valor, incluso hay quien la tachan de meras supersticiones sin respaldo científico. Este desconocimiento acerca de nuestra medicina ancestral, sobre todo por parte de los propios mexicanos hace que -hasta la fecha- no se goce de su RECONOCIMIENTO en todos los aspectos: social, cultural y sobre todo legal. Afortunadamente aún existen guardianes de estos conocimientos y que se han abierto a compartir sus conocimientos para que una nueva generación de mexicanos la conozca y reconozca su aportación al mundo.

mtm1

¿Por qué la llamamos «Medicina Tradicional»?

La Medicina que se practicaba en el México Antiguo, que hoy conocemos como “medicina tradicional”, sufrió grandes cambios y procesos de ruptura, trasgresión, fragmentación y pérdida durante el proceso de colonización. De hecho hoy hemos agregado el término “tradicional” a la palabra medicina, como parte de la disgregación que ha sufrido en la sociedad actual, sin embargo para las culturas ancestrales, simplemente era ARMONIA o EQUILIBRIO que hoy le llamamos «Medicina» (en otro término más profundo en el idioma nativo, nahuatl en este caso); porque era su único sistema de salud.

En el México Antiguo existieron escuelas de médicos que los formaban desde muy sus primeros años de vida, ahí aprendía no sólo técnicas terapéuticas, sino también la filosofía y cosmovisión de su pueblo, porque era la forma en la que vivían, eran sensibles y tenían un estrecho vínculo con la naturaleza y con todo su entorno. Una persona altamente preparada tanto física como energéticamente era el encargado de llevar esta medicina, hoy en el mundo conocemos a esas personas con el nombre de shaman (término de Siberia; y que en estas tierras se llamaba nahual), por lo que el médico era una persona preparada a lo largo de toda su vida. Durante la invasión española, estos médicos, llamados TEPATIANI o TLAMATINI,   fueron condenados a la hoguera, al igual que muchos códices que contenían muchos de sus conocimientos, fueron destruidos y/o robados. Los conocimientos de medicina –y otros temas cosmogónicos- a los que hoy tenemos acceso, sobrevivieron por medio de la tradición oral y la práctica comunitaria, adaptándose a estrategias de supervivencia y sincretismo (y por razones evidentes, también ha sufrido rupturas durante ese proceso de transmisión).

11173368_1562705340663207_4016515710841841666_n

Los diferentes médicos y terapeutas que han heredado la tradición, también han reestructurado y consolidado todos estos conocimientos, agregando nuevas formas y elementos provenientes de otras culturas, formando parte de la identidad y cohesión cultural de los diferentes pueblos, ahora se le llama tradicional, porque forma parte de las tradiciones culturales y legados de cada región.

Los practicantes actuales de medicina tradicional, son generalmente especialistas largamente entrenados en alguna técnica terapéutica, pero no son formados con la cosmovisión antigua.

Es probable que lo que nos queda ahora es sólo una muestra de lo que fue la ciencia médica antigua, sin embargo, se cuenta con muchas herramientas para poder rescatar todo el conocimiento antiguo. Aún viven, los abuelos y/o guardianes de la tradición, también existen muchos académicos que han investigado sobre el tema, pero sobre todo existen nuevas generaciones de mexicanos interesados en conocer sus raíces, que estudian, investigan, viajan en busca de su historia y viven cada tradición con la única finalidad de rescatar y dar a conocer al mundo el conocimiento ancestral.

Por: Mtra. Mónica Nava Jimenez
Especialista en Medicina tradicional mexicana y promotora de «Seguridad y buenas prácticas terapéuticas» 

mnj@medicinatradicional.mx

Mal de Ojo

Te presentamos estas láminas donde se describen enfermedades más comunes y reconocidas por la Medicina Tradicional Mexicana, en cada enfermedad hacemos una descripción, la sintomatología para realizar el diagnóstico de la misma, así como el tratamiento tradicional de cada una.

Da click sobre cada imagen para apreciarla en su mayor resolución.

Maldeojo1_MedicinaTradicional Maldeojo2_MedicinaTradicional

Susto

Te presentamos estas láminas donde se describen enfermedades más comunes y reconocidas por la Medicina Tradicional Mexicana, en cada enfermedad hacemos una descripción, la sintomatología para realizar el diagnóstico de la misma, así como el tratamiento tradicional de cada una.

Da click sobre cada imagen para apreciarla en su mayor resolución.

susto1_MedicinaTradicional susto2_MedicinaTradicionalsusto3_MedicinaTradicional

¿De qué nos enfermamos los mexicanos?

Existen muchas enfermedades que la medicina científica no reconoce, pero que se presentan en la mayoría de los mexicanos, algunos antropólogos le han llamado NOSOLOGIAS, o SINDROMES DE FILIACION CULTURAL, sin embargo para el Médico Tradicional es una ENFERMEDAD.

Tal es el caso del EMPACHO, SUSTO, CAIDA DE MOLLERA, CADERA ABIERTA, entre otras

Los mexicanos estamos enfermos de muchos aspectos que incluyen la parte personal, familiar y social. Física y energéticamente sufrimos trastornos del sistema digestivo, de esa zona se derivan otros malestares que se van complicando si no son tratados a tiempo.

A nivel social, el mexicano ha perdido su identidad, no conoce su historia, no sabe quién es, esto origina que adoptemos y copiemos actitudes y culturas de otras tradiciones, lo que nos lleva a tener un desequilibrio en todos los aspectos y sobre todo a ser manipulados fácilmente.

El objetivo de nuestros cursos es dar a conocer nuestra historia y nuestra riqueza cultural para formarnos una identidad que nos lleve a recuperar el equilibrio (salud y bienestar) en todos los aspectos.

Cada clase está basados en la cosmovisión anawaca y se abordarán desde el punto de vista mágico, religioso, filosófico y científico.

Nosologías_MedicinaTradicional

Bienvenidos al sitio del Primer Foro de MTM

El  28 y 29 de noviembre de 2015 nos reuniremos en  LA QUIÑONERA, en el pueblo de la Candelaria, Coyoacán, en la Ciudad de México para llevar a cabo el Primer foro de medicina tradicional mexicana.

Es un encuentro de rostros y corazones con nuestra historia, con la riqueza cultural del México Antiguo que hoy la nueva raza debe hacer propia; y con uno de los aportes más importantes que ha tenido México en el mundo: LA MEDICINA ANCESTRAL.

Nos reencontraremos con nuestras plantas medicinales, con los olores y sabores de nuestra riqueza alimentaria y gastronómica, con las técnicas terapéuticas para sanar el cuerpo y el alma: con el masaje, con el temazcalli, con el sonido del huehuetl… El frío y el calor se armonizara en nuestro ser para hacer que el pasado se funda con el presente y construyamos un futuro armónico para recuperar nuestra IDENTIDAD como NUEVOS MEXICANOS.

La medicina para sanar a México la guardaron nuestros abuelos, pero los nuevos mexicanos hemos despertado y estamos listos para recibir la herencia, para CONSTRUIR un futuro nuevo sin olvidar nuestra historia.

Nuestras células recordarán como se vive la cosmovisión anahuaca, plasmada en cada canto, en cada danza, en cada planta, en cada flor, en cada palabra, en cada mirada y en cada látido de corazón. La medicina ha regresado.

El atecocolli ya sonó, nos esta llamando y a través de este sitio encontrarán la programación de actividades, inscripciones y detalles de como participar. ¡Bienvenidos!

prueba header-image-1

Nuestra sagrada energía ya tuvo a bién ocultarse, 
nuestro venerable sol ya dignamente desapareció su rostro, 
y en total obscuridad se dignó dejarnos. 

Ciertamente sabemos (que) otra vez se dignará volver, 
que otra vez tendrá a bien salir 
y nuevamente vendrá dignamente a alumbrarnos. 

En tanto que allá entre los muertos tenga a bien permancer.

Muy rápido reunámonos, congreguémonos 
y en medio de nuestro corazón escondamos 
todo el nuestro corazón se honra amando 
y sabemos nuestra riqueza en nosotros como gran esmeralda. 

Hagamos desaparecer los nuestros lugares sagrados, 
los nuestros calmecac los nuestros juegos de pelota, 
los nuestros telpochcalis, las nuestras casas de canto; 
que solos se queden los nuestros caminos 
y nuestros hogares que nos preserven 

Hasta cuando se digne salir el nuevo nuestro sol, 
los venerados padres y las veneradas madres 
que nunca se olviden de decirles a los sus jóvenes 
y que les enseñen (a) sus hijos mientras se dignen vivir, 
precisamente cuán buena ha sido hasta ahora nuestra amada ANÁHUAC 
donde nos cuidan nuestros venerados difuntos, 
su voluntad y sus deseo, 
y solo también por causa de nuestro respeto por ellos 
y nuestra humildad ante ellos que recibieron nuestros venerados antecesores 
y que los nuestros venerados padres, 
a un lado y otro en las venas de nuestro corazón, 
los hicieron conocer en nuestro ser. 

Ahora nosotros entregamos la tarea (a) los nuestros hijos 
¡Que no olviden, que les informen (a) sus hijos intensamente como será la su elevación, 
como nuevamente se levantará el nuestro venerable sol 
y precisamente como mostrará dignamente su fuerza 
precisamente como tendrá a bien completar grandiosamente 
su digna promesa esta nuestra venerada y amada tierra madre ANÁHUAC!